NO TE DESHIDRATES!!

Cuando el intestino funciona normalmente, absorbemos el agua y las sales que necesita el organismo a través de bebidas y alimentos. Por otro lado, todas las personas eliminamos una parte del agua corporal a través del sudor, las lágrimas, la orina y las deposiciones.

En situaciones donde existe una alteración en el metabolismo del agua corporal, disminuye el líquido intracelular, acompañado de una perdida de las sustancias disueltas, como potasio, magnesio y ciertas proteínas, que son responsables de la deshidratación

• Sed. Este signo se manifiesta cuando hay una pérdida entre uno y un litro y medio de agua.
• Piel seca y fría, hueco axilar seco, labios y lengua secos, existe ausencia de salivación, trastornos en la deglución.
• Somnolencia o irritabilidad, fatiga o mareos.
• Taquicardia, hipotensión arterial, colapso de las venas.
• Aumento en la expulsión de proteínas y sales en la orina.

Causas más frecuentes de deshidratación.
1) Diarrea. Cuanto más frecuentes sean las deposiciones diarreicas, mayor será la pérdida de agua y sal.
2) El vómito puede ocasionar una pérdida de agua y ciertos electrolitos (Cloro, Potasio) y sales, que pueden ocasionar un cuadro de deshidratación, ya que el estado de nauseas de esos pacientes hacen imposible la reposición de líquidos por vía oral.
3) El sudor excesivos también pueden causar deshidratación. La fiebre intensa, acompañados de sudoración, motiva el consumo excesivo del agua corporal por la hipertermia y la pérdida hidrosalina a través de la piel.

La deshidratación ocurre más rápidamente en los lactantes y los niños de corta edad, en los climas cálidos y cuando hay fiebre.
En los niños los síntomas son:
•boca seca o pegajosa
•pocas lágrimas o ninguna cuando llora
•ojos que parecen hundidos
•fontanela en la parte superior de la cabeza del bebé que parece hundida
•ausencia de orina o pañales secos por 6 a 8 horas en un bebé (o sólo una muy pequeña cantidad de orina de color amarillo oscuro)
•ausencia de orina durante 12 horas en un niño más grande (o sólo una muy pequeña cantidad de orina amarillo oscuro)
•piel seca y fría
•letargo o irritabilidad
•fatiga o mareos en un niño más grande

Si tú, tu hijo o algún familiar cercano presentan estos síntomas es importante que se repongan líquidos a fin de restablecer los niveles normales del líquido corporal. Reemplaza el líquido perdido por medio de una solución de rehidratación oral. Si la deshidratación es severa y la solución no es suficiente acude al médico o a un profesional de la salud que pueda ayudarte. Recuerda que la sed no siempre es el primer síntoma de la deshidratación por lo que hay que estar pendientes de los demás signos.

Artículos Relacionados

  • 10 RAZONES PARA HIDRATARNOS
  • LA CHAYA, UNA PLANTA MEDICINAL
  • AGUA, ¿CUANTA TOMAR?
  • ELIMINA LA RETENCION DE LIQUIDOS


0 Respuestas a “NO TE DESHIDRATES!!”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario